Diferencia entre Bitcoin (BTC) y Ethereum (ETH)

Bitcoin

Es probablemente la criptodivisa de la que más has oído hablar. La razón por la que esta moneda digital es tan famosa es porque es la pionera. En 2008, fue creada por varias personas bajo el nombre de Satoshi Nakamoto. Por supuesto, cuando se lanzó, no tenía el valor que tiene hoy en día y la mayoría de la gente ni siquiera podía pensar que alcanzaría ese valor.

Sin duda, esta moneda se ha posicionado como líder en el mercado digital. Sin embargo, ha tenido sus altibajos y es difícil saber cuándo subirá o bajará. Aunque muchos gestores consideran que el bitcoin es el nuevo oro digital, sigue experimentando grandes oscilaciones de precio y volatilidades muy elevadas.

La red de Bitcoin es muy sencilla de utilizar (de ahí gran parte de su virtud) pero sorprendentemente segura. Aquí se muestra un diagrama de cómo funciona la minería de Bitcoin y las partes que intervienen en una transacción:

Ethereum

no es una moneda, es una plataforma informática descentralizada. Podríamos representarla como un gran ordenador que se distribuye en varios ordenadores a la vez y que se ejecuta simultáneamente. Esta red de ordenadores permite que las aplicaciones se ejecuten en esta red distribuida y las transacciones son alimentadas por la moneda de la red, el éter (ETH).

Ethereum se considera un blockchain de segunda generación, lo que significa que se construyó sobre el sistema operativo de Bitcoin, pero con importantes diferencias. Ambas redes se utilizan como moneda digital, pero la de Ethereum es programable, lo que significa que tiene muchas más características.

ETH es la moneda de aplicación de la red Ethereum, similar a Bitcoin en su naturaleza. Estas son algunas de las características de ETH que la diferencian de la moneda FIAT o de la moneda gubernamental (como el euro o el dólar) :

Es estrictamente de tu propiedad; no está gestionada por entidades de custodia (como los bancos comerciales).
Está protegida por la ciencia de la criptografía y sus claves privadas.
Es un sistema de pago P2P (Persona a Persona), lo que significa que puedes enviar tu dinero a cualquier persona del mundo sin necesidad de intermediarios como bancos o gobiernos.
Actualmente Ethereum tiene un problema de escalabilidad, lo que significa que las transacciones ejecutadas en su red tienen un coste creciente. Para solucionar este problema, Ethereum está trabajando en Ethereum 2.0, un conjunto de actualizaciones interconectadas que la convertirán en una red más segura y escalable.

Sin embargo, Ethereum ya tiene competidores, las famosas blockchains de tercera generación o “Ethereum killers” como Cardano (ADA) o Solana (SOL), de las que hablaremos en este post.

Deja un comentario