¿Cómo invertir en criptomonedas? guía básica para principiantes

¿Te gustaría invertir en criptomonedas, pero no sabes por dónde empezar? ¿Te sientes abrumado por la cantidad de información y opciones que hay en el mercado? ¿Quieres aprender los conceptos básicos de esta nueva forma de dinero digital que está revolucionando el mundo financiero?

Si has respondido sí a alguna de estas preguntas, este post es para ti. En él, te voy a enseñar cómo invertir en criptomonedas de forma sencilla y segura, sin necesidad de tener conocimientos previos ni experiencia. Te explicaré qué son las criptomonedas, cómo funcionan, qué ventajas tienen, y cómo elegir la mejor plataforma y cartera para comprar y vender tus monedas digitales.

Al final de este post, tendrás una idea clara de cómo invertir en criptomonedas, y podrás empezar a hacerlo con confianza y éxito. ¿Estás listo? ¡Vamos allá!

Qué son las criptomonedas

Una criptomoneda es un medio digital de intercambio que utiliza la criptografía para garantizar la seguridad, la privacidad y la autenticidad de las transacciones. Una criptomoneda se basa en la tecnología blockchain, que es un sistema de registro distribuido que almacena y verifica las transacciones sin necesidad de intermediarios. Cada transacción se registra en un bloque que se enlaza con el anterior, formando una cadena inmutable y transparente.

Una criptomoneda se crea mediante un proceso llamado emisión, que puede ser fijo, programado o variable según el algoritmo o el consenso de la red. La emisión determina la cantidad total y la velocidad de creación de nuevas unidades de la criptomoneda.

Una criptomoneda se puede enviar y recibir a través de internet, sin importar las fronteras o las regulaciones. Solo se necesita una dirección de criptomoneda, que es una cadena alfanumérica única, y una cartera o wallet, que es un software o dispositivo que almacena y gestiona las criptomonedas.

Una criptomoneda tiene varias ventajas sobre las monedas tradicionales, como la rapidez, la seguridad, la privacidad, la descentralización, la inclusión financiera y la innovación.

¿Qué tipos de criptomonedas existen?

Existen miles de criptomonedas diferentes en el mercado, cada una con sus propias características, funciones y objetivos. Sin embargo, se pueden clasificar en tres grandes categorías según su naturaleza:

  • Monedas: son las criptomonedas que tienen como principal función servir como medio de pago o reserva de valor. Algunas de las más populares son Bitcoin, Ethereum, Litecoin, Ripple o Bitcoin Cash.
  • Tokens: son las criptomonedas que representan un activo o un derecho dentro de una plataforma o proyecto basado en blockchain. Algunos de los más conocidos son Tether, Binance Coin, Chainlink, Uniswap o Dogecoin.
  • Stablecoins: son las criptomonedas que tienen como objetivo mantener un precio estable y fijo respecto a otra moneda o activo de referencia. Algunas de las más usadas son DAI, USDC, PAX o BUSD.

Cuáles son las criptomonedas más usadas

Hay miles de criptomonedas disponibles en el mercado, cada una con sus propias características, ventajas, riesgos y potencial. Es importante investigar y analizar las criptomonedas que se quieren invertir, teniendo en cuenta su historia, su proyecto, su equipo, su comunidad, su oferta, su demanda y su precio.

Según el sitio web CoinMarketCap, que rastrea el valor de mercado de las criptomonedas, estas son las 10 criptomonedas más populares según su capitalización de mercado o el valor total de todas las monedas en circulación:

  • Bitcoin (BTC): Es la primera y más conocida criptomoneda del mundo. Fue creada en 2009 por una persona o grupo anónimo bajo el pseudónimo de Satoshi Nakamoto. Su capitalización de mercado es de unos 594.100 millones de dólares y su precio es de unos 30.175 dólares por unidad.
  • Ethereum (ETH): Es tanto una criptomoneda como una plataforma blockchain que permite crear aplicaciones descentralizadas, contratos inteligentes y tokens. Fue lanzada en 2015 por Vitalik Buterin y otros desarrolladores. Su capitalización de mercado es de unos 225.600 millones de dólares y su precio es de unos 1.852 dólares por unidad.
  • Tether (USDT): Es una stablecoin, es decir, una criptomoneda que está respaldada por monedas fiduciarias como el dólar o el euro y que mantiene un valor igual a uno de esos denominaciones. Fue creada en 2014 por Tether Limited. Su capitalización de mercado es de unos 83.200 millones de dólares y su precio es de unos 1 dólar por unidad.
  • Binance Coin (BNB): Es una criptomoneda que se puede usar para comerciar y pagar comisiones en Binance, uno de los mayores exchanges o plataformas de intercambio de criptomonedas del mundo. Fue creada en 2017 por Binance. Su capitalización de mercado es de unos 37.200 millones de dólares y su precio es de unos 235 dólares por unidad.
  • USD Coin (USDC): Es otra stablecoin que está respaldada por el dólar estadounidense y que mantiene un valor igual a uno de esos denominaciones. Fue creada en 2018 por Circle y Coinbase. Su capitalización de mercado es de unos 28.400 millones de dólares y su precio es de unos 1 dólar por unidad.
  • XRP: Es una criptomoneda que se usa para facilitar las transferencias internacionales de dinero a través de la red Ripple, que es un sistema de pago global que conecta a bancos, instituciones financieras y empresas. Fue creada en 2012 por Ripple Labs. Su capitalización de mercado es de unos 25.000 millones de dólares y su precio es de unos 0,48 dólares por unidad.
  • Cardano (ADA): Es una criptomoneda y una plataforma blockchain que se enfoca en la escalabilidad, la sostenibilidad y la interoperabilidad. Fue creada en 2017 por Charles Hoskinson, uno de los cofundadores de Ethereum. Su capitalización de mercado es de unos 9.800 millones de dólares y su precio es de unos 0,28 dólares por unidad.
  • Dogecoin (DOGE): Es una criptomoneda que se originó como una broma basada en el meme del perro Shiba Inu. Sin embargo, ha ganado popularidad y apoyo gracias a personalidades como Elon Musk o Mark Cuban. Fue creada en 2013 por Billy Markus y Jackson Palmer. Su capitalización de mercado es de unos 9.000 millones de dólares y su precio es de unos 0,06 dólares por unidad.
  • TRON (TRX): Es una criptomoneda y una plataforma blockchain que se dedica al entretenimiento digital, especialmente a los juegos y las redes sociales. Fue creada en 2017 por Justin Sun. Su capitalización de mercado es de unos 6.600 millones de dólares y su precio es de unos 0,07 dólares por unidad2.
  • Solana (SOL): Es una criptomoneda y una plataforma blockchain que se destaca por su alta velocidad, escalabilidad y bajo costo. Fue creada en 2020 por Anatoly Yakovenko y otros desarrolladores. Su capitalización de mercado es de unos 6.500 millones de dólares y su precio es de unos 16 dólares por unidad2.

Estas son solo algunas de las criptomonedas más usadas, pero hay muchas más que puedes explorar e invertir según tus preferencias y objetivos.

¿Cómo comprar y vender criptomonedas?

Para comprar y vender criptomonedas, lo primero que necesitas es una plataforma o servicio que te permita hacerlo. Existen dos tipos principales:

  • Exchanges: son plataformas online que te permiten intercambiar criptomonedas entre sí o por otras monedas tradicionales. Algunos de los más famosos son Coinbase, Binance, Kraken o Bitfinex.
  • Brokers: son plataformas online que te permiten invertir en criptomonedas sin tener que poseerlas realmente, sino mediante contratos derivados como CFDs o futuros. Algunos de los más reconocidos son eToro, Plus500, IQ Option o AvaTrade.

La elección entre uno u otro dependerá de tus preferencias, objetivos y nivel de experiencia. Los exchanges suelen ofrecer más variedad y control sobre las criptomonedas, pero también requieren más conocimientos técnicos y responsabilidad sobre la custodia y la seguridad de las mismas. Los brokers suelen ofrecer más facilidad y rapidez para operar con las criptomonedas, pero también implican más riesgos y costes asociados a los contratos derivados.

En cualquier caso, antes de elegir una plataforma u otra, debes tener en cuenta algunos aspectos como:

  • La reputación y la fiabilidad de la plataforma
  • La regulación y la licencia de la plataforma
  • Las comisiones y los costes de la plataforma
  • La oferta y la liquidez de la plataforma
  • La facilidad y la seguridad de la plataforma
  • El servicio al cliente y el soporte técnico de la plataforma

Una vez que hayas elegido una plataforma adecuada para ti, el proceso para comprar y vender criptomonedas suele ser el siguiente:

  • Registrarte en la plataforma con tus datos personales y verificar tu identidad
  • Depositar fondos en la plataforma mediante el método de pago que prefieras (tarjeta, transferencia, PayPal, etc.)
  • Elegir la criptomoneda que quieres comprar o vender y el importe que quieres invertir
  • Ejecutar la orden de compra o venta al precio que te ofrezca la plataforma
  • Retirar tus beneficios o pérdidas a tu cuenta bancaria o a tu monedero digital

¿Qué herramientas y recursos necesitas para invertir en criptomonedas?

Además de una plataforma para comprar y vender criptomonedas, existen otras herramientas y recursos que te pueden ayudar a mejorar tu experiencia y tus resultados como inversor. Estos son algunos de los más importantes:

  • Monedero digital: es una aplicación o dispositivo que te permite almacenar, enviar y recibir criptomonedas de forma segura. Existen diferentes tipos de monederos según su nivel de acceso a internet: los monederos fríos (offline) son los más seguros pero los menos prácticos, mientras que los monederos calientes (online) son los más cómodos pero los menos seguros. Algunos ejemplos de monederos digitales son Ledger, Trezor, Exodus o Metamask.
  • Gráfico de precios: es una herramienta que te permite visualizar el comportamiento del precio de una criptomoneda a lo largo del tiempo. Te ayuda a identificar tendencias, patrones, soportes, resistencias y otros elementos que pueden influir en tus decisiones de inversión. Algunos ejemplos de gráficos de precios son TradingView, CoinMarketCap, CoinGecko o CryptoCompare.
¿Qué estrategias puedes seguir para invertir en criptomonedas?

Existen diferentes estrategias que puedes seguir para invertir en criptomonedas, según tu perfil de riesgo, tu horizonte temporal y tus objetivos. Estas son algunas de las más comunes:

  • Buy and hold (HODL): consiste en comprar una o varias criptomonedas y mantenerlas a largo plazo, esperando que aumenten su valor con el tiempo. Es una estrategia simple y pasiva, que requiere poca atención y conocimiento, pero también mucha paciencia y disciplina. Es adecuada para los inversores que creen en el potencial de las criptomonedas y que pueden soportar las fluctuaciones del mercado.
  • Trading activo: consiste en comprar y vender criptomonedas a corto o medio plazo, aprovechando las oportunidades que ofrece el mercado. Es una estrategia compleja y activa, que requiere mucha atención y conocimiento, pero también puede generar altos beneficios. Es adecuada para los inversores que tienen experiencia y habilidad en el análisis técnico y fundamental, y que pueden gestionar el riesgo y la emoción.
  • Arbitraje: consiste en aprovechar las diferencias de precio que existen entre distintos exchanges o plataformas de trading de criptomonedas. Es una estrategia simple y rápida, que requiere poca atención y conocimiento, pero también puede implicar altos costes y riesgos. Es adecuada para los inversores que tienen acceso a varias plataformas y que pueden ejecutar las operaciones con rapidez y eficiencia.
  • Staking: consiste en bloquear una cantidad de una criptomoneda determinada en una plataforma o proyecto que usa un mecanismo de consenso llamado Proof of Stake (PoS). Al hacerlo, se obtiene una recompensa periódica en forma de intereses o dividendos. Es una estrategia simple y pasiva, que requiere poca atención y conocimiento, pero también puede implicar ciertos riesgos. Es adecuada para los inversores que buscan generar ingresos pasivos con sus criptomonedas y que confían en la plataforma o proyecto donde las depositan.
  • Lending: consiste en prestar una cantidad de una criptomoneda determinada a otra persona o plataforma a cambio de un interés. Al hacerlo, se obtiene un beneficio fijo o variable según el plazo y las condiciones del préstamo. Es una estrategia simple y pasiva, que requiere poca atención y conocimiento, pero también puede implicar ciertos riesgos. Es adecuada para los inversores que buscan generar ingresos pasivos con sus criptomonedas y que tienen garantías o seguros sobre el préstamo.
  • Mining: consiste en participar en el proceso de validación y registro de las transacciones de una criptomoneda que usa un mecanismo de consenso llamado Proof of Work (PoW). Al hacerlo, se obtiene una recompensa en forma de nuevas unidades de la criptomoneda. Es una estrategia compleja y activa, que requiere mucha atención y conocimiento, pero también puede generar altos beneficios. Es adecuada para los inversores que tienen recursos técnicos y económicos suficientes para mantener un equipo de minería.

¿Cómo proteger tus criptomonedas?

Invertir en criptomonedas implica asumir ciertos riesgos, tanto internos como externos. Por eso, es importante tomar algunas medidas para proteger tus criptomonedas y evitar perderlas por causas como hackeos, robos, estafas o errores humanos. Estas son algunas de las medidas más recomendables:

  • Elegir un monedero digital seguro y confiable: como hemos visto antes, el monedero digital es la herramienta que te permite almacenar, enviar y recibir tus criptomonedas. Por eso, debes elegir uno que te ofrezca un alto nivel de seguridad, privacidad y facilidad de uso. Los monederos fríos son los más seguros, pero también los más incómodos. Los monederos calientes son los más cómodos, pero también los más vulnerables. Lo ideal es combinar ambos tipos de monederos según el uso que les vayas a dar.
  • Usar contraseñas y claves fuertes y únicas: tanto para acceder a tu monedero digital como a tu plataforma de trading, debes usar contraseñas y claves que sean largas, complejas y únicas. Evita usar datos personales, palabras comunes o secuencias simples. También evita repetir la misma contraseña o clave en diferentes servicios. Y sobre todo, no las compartas con nadie ni las guardes en lugares inseguros.
  • Activar la verificación en dos pasos: se trata de un sistema de seguridad que te pide un código adicional cada vez que quieres acceder a tu monedero digital o a tu plataforma de trading. Este código se genera en tu teléfono móvil o en una aplicación específica, y solo lo conoces tú. De esta forma, se evita que alguien pueda acceder a tus cuentas aunque tenga tu contraseña o clave.
  • Hacer copias de seguridad: se trata de guardar una copia de tus datos más importantes, como tu clave privada, tu frase de recuperación o tu código QR, en un lugar seguro y fuera de internet. De esta forma, podrás recuperar el acceso a tus criptomonedas en caso de que pierdas o dañes tu monedero digital o tu plataforma de trading.
  • Actualizar tus dispositivos y aplicaciones: se trata de mantener al día el software y el hardware que usas para acceder a tus criptomonedas, tanto tu ordenador como tu teléfono móvil o tu monedero digital. De esta forma, podrás evitar posibles fallos técnicos o vulnerabilidades de seguridad que puedan comprometer tus fondos.
  • Investigar antes de invertir: se trata de informarte bien sobre las criptomonedas, las plataformas y los proyectos en los que quieres invertir, antes de hacerlo. De esta forma, podrás evitar caer en estafas, fraudes o engaños que puedan hacerte perder tu dinero. No te fíes de promesas irreales, ofertas milagrosas o testimonios falsos. Busca fuentes fiables, contrasta la información y usa el sentido común.

¿Cómo ganar dinero con criptomonedas?

Invertir en criptomonedas puede ser una forma muy rentable de ganar dinero, si se hace correctamente. Sin embargo, no existe una fórmula mágica ni una garantía absoluta de éxito. El mercado de las criptomonedas es muy volátil e impredecible, y requiere de mucha dedicación, disciplina y aprendizaje.

No obstante, existen algunos consejos generales que te pueden ayudar a mejorar tus probabilidades de ganar dinero con criptomonedas:

  • Define tus objetivos y tu perfil de riesgo: antes de invertir en criptomonedas, debes tener claro qué quieres conseguir y cuánto estás dispuesto a arriesgar. Esto te ayudará a elegir la estrategia, la plataforma y la criptomoneda más adecuadas para ti.
  • Diversifica tu cartera: no inviertas todo tu dinero en una sola criptomoneda o en un solo tipo de inversión. Distribuye tu capital entre diferentes opciones que tengan distintos niveles de riesgo y rentabilidad. Así podrás reducir el impacto de las pérdidas y aprovechar las oportunidades del mercado.
  • Estudia el mercado: no inviertas en criptomonedas sin tener un mínimo conocimiento sobre ellas. Investiga sobre su historia, su funcionamiento, su valoración y su proyección. Analiza sus tendencias, sus patrones, sus indicadores y sus noticias. Aprende sobre el análisis técnico y fundamental, y usa herramientas como los gráficos de precios o los indicadores técnicos.
  • Sigue un plan: no inviertas en criptomonedas sin tener un plan definido y coherente. Establece unos criterios claros para entrar y salir del mercado, para gestionar tu riesgo y para medir tus resultados. Sigue tu plan con rigor y disciplina, sin dejarte llevar por la emoción o la improvisación.
  • Controla tus emociones: no inviertas en criptomonedas sin tener un control emocional adecuado. Evita actuar por codicia o por miedo, por euforia o por pánico.

Invertir en criptomonedas puede ser una forma muy rentable y satisfactoria de ganar dinero, si se hace correctamente. Sin embargo, también implica asumir ciertos riesgos y desafíos que debes conocer y gestionar.

En este post, te hemos explicado los conceptos básicos que debes saber sobre las criptomonedas, cómo comprarlas y venderlas, qué plataformas y herramientas necesitas y qué estrategias puedes seguir para maximizar tus beneficios y minimizar tus pérdidas.

Ahora tienes una idea clara de cómo empezar a invertir en criptomonedas de forma segura y eficiente. Solo te queda poner en práctica lo que has aprendido y empezar a disfrutar de los resultados.

¿Te ha gustado este post? ¿Tienes alguna duda o sugerencia? Déjanos un comentario y comparte tu opinión con nosotros. Nos encantaría saber qué piensas sobre este tema.

Gracias por leer hasta el final. Esperamos que este post te haya sido útil y que vuelvas pronto a visitarnos. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario